Notas de prensa

Corazón y Vida abre en La Cuesta un piso de acogida para pacientes y sus familias

La asociación pone en marcha su cuarto servicio de estas características, el primero en Tenerife, y que cuenta con la colaboración de la Fundación Adrián Hoteles

La Asociación Corazón y Vida inauguró ayer un piso de acogida para pacientes de cardiopatías congénitas y sus familiares en el barrio lagunero de La Cuesta. Este nuevo espacio, el cuarto con el que cuenta la organización en la geografía española, abre sus puertas gracias a la colaboración de la Fundación Adrián Hoteles y servirá para dar respuesta hasta a tres familias al mismo tiempo.

Este piso, ubicado muy cerca de la parada del tranvía de La Cuesta, cuenta con tres habitaciones y dos baños y pretende dar respuesta a aquellas personas del norte o sur de Tenerife, así como de otras Islas, que tengan que desplazarse hasta el área metropolitana para acudir a los hospitales. Todas aquellas personas que deseen disponer se este servicio pueden ponerse en contacto con la Asociación Corazón y Vida a través de sus perfiles oficiales en las redes sociales y su página web, así como en la dirección de correo electrónico secretaria@corazonyvida.com y a través del número de teléfono 922 573 953.

 

La presidenta de la Asociación Corazón y Vida, Pilar Domínguez, explicó, durante la inauguración de este espacio, que este piso entró en funcionamiento el pasado mes de julio y desde entonces ya ha dado respuesta a cuatro familias canarias. «El objetivo es que puedan convivir hasta tres familias a la vez porque lo que buscamos, además, es que se creen lazos entre ellas y se apoyen las unas a las otras», indicó Domínguez, quien precisó que se ha elegido el barrio de La Cuesta para abrir este nuevo servicio por la cercanía que presenta a los dos principales hospitales tinerfeños.

La Asociación Corazón y Vida cuenta con otros dos pisos en Madrid y otro en Las Palmas de Gran Canaria, que han podido abrir gracias a la colaboración del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife. Esta es la primera vez que la organización cuenta con la ayuda de la Fundación Adrián Hoteles, una institución sin ánimo de lucro que tiene como objeto el apoyo a otras entidades para el desarrollo de actividades y proyectos de mejora de necesidades sociales, económicas y educativas.

Pilar Domínguez indicó que la idea de abrir este cuarto piso surgió de las numerosas demandas de familias que llegaban hasta la asociación solicitando un lugar en el que quedarse cuando tenían que acudir a los hospitales tinerfeños. A pesar de que hace pocos meses que este espacio está prestando servicio, la presidenta de la asociación adelanta que en pisos como los de Madrid, «ya hay lista de espera». Y es que, en lo que va de año, la asociación ha favorecido 94 traslados a Madrid y casi 40 a Gran Canaria.

La Asociación Corazón y Vida, que reúne a familiares y pacientes con cardiopatías congénitas y que en la actualidad representa a 4.000 familias canarias, también ofrece apoyo psicológico a sus usuarios. Por todo ello, Domínguez celebró el día de ayer como un «día importante para nuestra asociación, que lo que busca es continuar creciendo para poder seguir ayudando a aquellos que más lo necesitan».

El acto de inauguración celebrado contó con la presencia del vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Aurelio Abreu, quien destacó la larga relación de la Corporación insular con la Asociación Corazón y Vida, que «es capaz de llegar a donde las Administraciones no somos capaces de llegar». En este sentido, reconoció que «las Administraciones aún tenemos que hacer un importante trabajo a este respecto porque esta asociación nos da lecciones de vida cada día».

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, agradeció el «trabajo altruista» de Corazón y Vida y solicitó a la sociedad que «se reconozcan estos servicios, que son más que un piso: son un lugar para compartir vida y vivencia y para que los usuarios puedan compartir sus penas y se den apoyo. Todo eso es un valor añadido para estos pisos».

 

Fuente: Patricia Ginovés | La Opinión de Teneriefe