Gracias a la colaboración de la Fundación Adrián Hoteles, desde Pequeño Valiente hemos podido prestar atención educativa a los niños afectados de cáncer de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y orientar a sus familias. No sólo a nivel de apoyo educativo, sino en la transición a los centros educativos tras su ausencia durante la enfermedad, a través de la coordinación con el equipo educativo y dirección de cada centro. Así como la sensibilización ante la enfermedad a través de charlas en los colegios e institutos.