La asociación Comedor Social La Buena  Estrella fue fundada en agosto 2014 y es una entidad sin ánimo de lucro, cuya finalidad es atender a personas desfavorecidas, en exclusión social o en riesgo, cubriendo la necesidad básica de nutrición, higiene y dormir bajo un techo, así como ayudar a las personas para su inserción social.

Sus objetivos son:

  • Atender a personas que se encuentran en emergencia y exclusión social
  • Dispensar comidas a necesitados, cada día
  • Repartir alimentos no perecederos donados al centro
  • Intentar mejorar sus situaciones, trabajando en coordinación con servicios sociales
  • Ofrecer un centro de pernoctación de emergencia
  • Desarrollar la higiene personal
  • Organizar clases y charlas con Narcóticos Anónimos, Alcohólicos Anónimos etc., para ayudar a la integración social
  • Apoyar la reinserción laboral gracias a la colaboración de empresas del sur
  • Colaborar con los Juzgados para dar posibilidad a los jóvenes y adultos condenados a hacer horas en la comunidad, en trabajos sociales, que cumplan estas penas de libertad vigilada en las instalaciones
  • Apoyo psicológico
  • Alimentar la esperanza

Proyectos

Donación para el arrendamiento de un local comercial a nivel de calle y un sótano en el barrio de El Fraile, en el que se da de comer a cerca de 45 adultos, ancianos y familias con niños. También se ofrece alojamiento de emergencia en el centro de pernoctación.

El comedor social La Buena Estrella ha atendido desde su apertura a más de 300 personas, siendo el número de usuarios actual entre 40-50, entre ellos niños y en ocasiones algún bebe.  La labor no se limita a dispensar comidas a necesitados, sino que también reparten ropa y alimentos no perecederos que reciben de otras asociaciones. El objetivo de este centro es dar apoyo a las personas necesitadas, es decir cubrir las necesidades básicas de nutrición, higiene y dormir bajo un techo, para esas personas que se encuentran en exclusión social, emergencia o riesgo.

La asociación organiza también charlas y clases para los usuarios. Este tipo de actividades se realizan pensando en alimentar la esperanza de cambio y mejora de sus vidas, que es uno de los principales objetivos.

En este proyecto, la Fundación Adrián Hoteles ha cubierto el alquiler del local comercial donde se encuentran el comedor social y el centro de pernoctación  de emergencia. Se trata del único recurso de estas características que hay en toda la comarca sur de Tenerife, que cubre las necesidades básicas de los usuarios que acuden cada día.

Noticias